15/9/15

El chico que perdió la cabeza.

Título: El chico que perdió la cabeza.

Autor: John Corey Whaley.

Idioma: Castellano.

Editorial: Círculo de Lectores.

Páginas: 312

ISBN: 978-84-672-6251-3

Precio: 16,50€

Puntuación: 10/10


Sinopsis: 
Te voy a contar una cosa: primero estuve vivo y luego dejé de estarlo. 
Así de simple.
Ahora estoy vivo otra vez.
La parte intermedia sigo sin tenerla muy clara, pero te puedo decir que, en cierto momento, me cortaron la cabeza y la metieron en un congelador en Denver, en Colorado.
Quiero contarte una historia en la que se habla de cómo puedes despertarte  de repente y descubrir que vives una vida que no deberías haber tenido.
Te podría pasar a ti, igual que me ha pasado a mi, y quizás tratarás de recuperar la vida que crees que mereces vivir.
Lo mismo que hice yo.

Opinión personal sin Spoilers:
Esto del Círculo de Lectores, gente, a veces no está nada mal. Se que los libros que salen, sobretodo en el sector juvenil, o ya te los has leído o no los conoce ni el tato, pero últimamente me estoy fijando en libros poco conocidos y estoy descubriendo auténticas perlas. 
Este es un claro ejemplo de lo que os digo. 
Nuestro protagonista, Travis Coates, está enfermo terminal y optan por separar su cabeza del cuerpo y esperar a unos cuaaaaaantos años a que la ciencia avance lo suficiente para poder pegarla otra vez a un cuerpo sano. 
Pero resulta que solo se han necesitado 5 años para ello. El problema de Travis es que para él solo ha pasado un momento des de que cerró los ojos y los volvió a abrir, pero para el resto no. En cinco años la vida de las personas puede cambiar mucho y contra estos cambios tendrá que luchar y adaptarse Travis. 
En algunos momentos, la actitud del protagonista puede parecer infantil, pero si te pones en su lugar puedes llegar a comprenderlo, todo a cambiado a su alrededor y aunque los de siempre siguen allí, no es lo mismo. La familia, los amigos, los estudios, la tecnología... todo ha cambiado, menos él.
Me gustó mucho esta novela porque me hace plantearme muchas cosas. 
Otra cosa me gustó de este libro es el inicio y el final de cada capítulo. El inicio de cada capítulo empieza con la última frase o palabra del anterior, cosa que los entrelaza de manera genial.
Se ha hablado mucho de este tipo de medicina y de que a muchos les gustaría llevarla a la práctica, pero cuando lees relatos como este, te llegas a plantear si realmente merece la pena o no. 
Y esto es lo que me gusta de esta novela juvenil, pasas un buen rato leyendo pero a la vez hace que te plantees algunas cosas. 

Frase del libro:
"Dicen que, cuando uno de nosotros muere, también desaparece una parte de todos los demás, Creo que por eso sufrimos, Nos pasamos toda la vida perdiendo trocitos hasta que ya no nos queda ninguno."

1 comentario:

  1. Madre mía, amo este libro , casi me hizo llorar :(

    ResponderEliminar